La fisioterapia pediátrica es la especialidad de la fisioterapia que se encarga de tratar las patologías que se producen en los bebes y niños, tanto congénitas como adquiridas.

Fisioterapia pediátrica

 

La osteopatía infantil consiste en realizar técnicas muy suaves y respetuosas, adecuadas con el momento del crecimiento del niño, para poder abordar y solucionar problemas que impiden el funcionamiento correcto de los órganos y los síntomas que se derivan de ello.

Durante la gestación, el bebé sufre cambios, estando sometido a fuerzas intrauterinas y posibles encajonamientos dentro de la pelvis de la madre. Durante el parto es bastante frecuente que hayan sufrido fuerzas externas, sobre todo a nivel craneal, debido entre otras cosas a los instrumentos utilizados durante el parto. Todo ello y un crecimiento adaptativo a estas tensiones miofasciales, ocasiona lesiones y síntomas de dolor y malestar. Las patologías más comunes derivadas de todo ello y que se tratan, son:

  • Cólico del lactante
  • Deformidades craneales
  • Pie zambo
  • Tortícolis congénita
  • Enfermedad de Perthes
  • Escoliosis
  • Hipercifosis

 

Hay signos de alarma que nos ayudarán a saber si es el momento adecuado de derivar al fisioterapeuta osteópata. Estos signos son:

  • Tiene reflujo después de cada toma
  • Tiene dificultades para tragar
  • Tiene problemas digestivos, como estreñimiento o diarrea
  • Tiene la tripa hinchada y dura
  • Tiene muchos gases
  • Problemas para dormir y alteraciones del sueño
  • Irritabilidad y lloro sin motivo aparente

 

Fisioterapia pediátrica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.